Wifi-Bility. Mercados y usuarios conectados

El 29 de mayo uno de nuestros asociados, la empresa Landatel, organizó una jornada tecnológica en el BBVA Innovation Center ubicado en la madrileña plaza de Alonso Martínez con la idea de debatir y profundizar en las nuevas capacidades que la tecnología Wi-Fi aporta a la sociedad habilitando un entorno de ciudad inteligente o Smart City.

Wifi-Bility. Mercados y usuarios conectadosGracias a ponentes de primer orden, Javier Solsona, director de Desarrollo Corporativo de GOWEX, Miguel Egido, Director del área de I+D de GOWEX, José Manuel Riera, Doctor Ingeniero en Telecomunicación, Profesor Titular de la Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Telecomunicación y miembro consultor del COIT, Miguel Vicario, ingeniero Preventa en Iberia en RUCKUS WIRELESS y Deepak Daswani, responsable de Contenido e Investigación en Ciberseguridad de INTECO, se expusieron nuevos sistemas innovadores de posicionamiento en entornos indoor y de movilidad que abren nuevas posibilidades a las empresas de aumentar el business intelligence, es decir potenciar y mejorar la experiencia del usuario de redes Wi-Fi gratuitas a través de políticas de marketing muy enfocadas a las necesidades del mismo, siempre garantizando la seguridad y comodidad del usuario.

La jornada estuvo presentada y moderada por Alejandro Borges, director de Expansión y Desarrollo de Negocio en Landatel, empresa anfitriona, que hizo una introducción del concepto de WiFi-Bility "como la manera inteligente de usar las redes gratuitas para acercar nuevos mercados a los usuarios de estas redes".

La evolución de la tecnología Wi-Fi

Jose Manuel Riera, arrancó las ponencias situándonos en el origen, estado actual y la evolución futura de la tecnología Wi-Fi.

Como nos contó, esta tecnología nace en 1997 con la publicación del estándar IEEE 802.11 ofreciendo conexiones inalámbricas de hasta 2 Mbps, velocidades elevadas en ese momento, aunque ahora serían insuficientes por la cantidad de servicios que consumimos por esta vía.

En pocos años, esta tecnología experimenta un crecimiento significativo y se extiende su uso al hogar y a la oficina, donde ya se puede asegurar una calidad de servicio y con una solución de seguridad, el WPA, lo suficiente robusta como garantizar la integridad del servicio y privacidad de las conexiones.

Hoy en día, la explosión de terminales móviles con conectividad Wi-Fi, ha hecho que sea casi imposible estar en un entorno sin una conexión Wi-Fi. Desde el transporte público, comercios, redes universitarias, administraciones públicas, centros de trabajo y con unas velocidades de conexión de hasta 1,7 Gbps, con las versiones ac, ad y af del estándar IEE 802.11.

Además, la aparición de nuevas tecnologías móviles como el LTE, ha disparado la demanda de datos hasta niveles que las infraestructuras de telefonía móvil difícilmente van a poder soportar. Una solución sencilla la aporta el Wi-Fi a través de servicios de offloading de datos, de descarga de la red telefónica de datos, con una conexión que es bastante más eficiente y rápida que la de la red móvil y que por tanto permite establecer nuevas sinergias y oportunidades de negocio con las operadoras tradicionales, hasta el punto que, como dice José Manuel, al final no sabemos “qué servicio es realmente el primario y cuál el secundario” si el Wi-Fi o la conexión de datos de nuestro teléfono móvil.

Todo esto nos lleva a que se abran nuevos modelos de negocio, con despliegues de redes Wi-Fi donde se buscan otras vías para monetizar la inversión que el tradicional pago por uso.

GOWEX: Un modelo de éxito

Javier Solsona, nos habló del modelo de negocio de GOWEX y como esta joven compañía está marcando un cambio de tendencia en el uso y explotación de redes inalámbricas.

Javier nos hizo una referencia al camino recorrido por GOWEX hasta establecer las dos patas fundamentales sobre las que se sostiene la compañía:
  • Modelo público con ayuntamientos para convertir las ciudades Wireless Smart Cities a través de redes Wi-Fi.
  • Modelo privado que hace posible y sustenta el modelo público.

El primero obstáculo que tuvo que superar la compañía fue convencer a los ayuntamientos de que un despliegue Wi-Fi tiene una rentabilidad que deben aprovechar: “que la red Wi-Fi es la plataforma, es la vía, para dar soporte a la Smart City” en palabras del propio Javier y por tanto hay que demostrar a los ayuntamientos que el despliegue les proporcionará ahorro de costes y beneficio a corto y medio plazo.

Esta relación con los ayuntamientos, con el modelo de negocio público, comienza con un estudio por parte de GOWEX de las redes Wi-Fi, no particulares, que estén operando en la ciudad de cara a presentar un plan de despliegue eficiente en cuestión de costes, que instale los mínimos puntos de acceso para cubrir aquellas zonas de sombra Wi-Fi que existan en la ciudad. Una vez desplegada la red pública, el segundo paso, es constituir un consorcio para integrar todas estas redes privadas con la red del ayuntamiento para que en la ciudad exista una única red que de soporte a la misma.

¿Pero cómo conseguir vencer la limitación normativa que impide a las administraciones públicas competir con los operadores privados con presupuesto público? Lo que permite la ley es que el ayuntamiento pague el despliegue que de servicio a la Smart City y el primer año de mantenimiento. A partir de entonces esta red tiene que ser autosostenible, lo que implica que se debe establecer un modelo de negocio privado monetice esta red de manera independiente del presupuesto del ayuntamiento. Aquí es donde entra el modelo privado de GOWEX que sostiene al modelo público: encargarse de gestionar la red, ganar dinero con ella y dar parte de los servicios de conectividad de manera gratuita a los ciudadanos.

Este modelo privado funciona en cuatro fases:

  • Apertura de los puntos de acceso del ayuntamiento a todo el mundo con unas velocidades moderadas de 512 Kbps a 1 Mbps con la inclusión de publicidad para cubrir el coste del servicio gratuito y un servicio Premium de pago sin publicidad con una tarifa plana muy económica con velocidad de 6 Mbps.
  • Monetización independiente del usuario final: ayuntamientos, asociaciones, corporaciones, operadores de telecomunicaciones, compañías de publicidad y franquicias, a través de campañas de publicidad personalizadas e información geolocalizada de clientes a través de la monitorización de las conexiones de la red.
  • Explotación de la plataforma de roaming Wi-Fi internacional creada por la compañía en 2004 que ha generado un acuerdo marco con 130 operadores en todo el mundo de modo que un cliente Wi-Fi de la India con su usuario y contraseña se puede conectar a la red de otro operador en EEUU del acuerdo, sin coste para él. El operador norteamericano genera una factura a GOWEX y GOWEX factura a la compañía India reteniendo una parte como fee variable.
  • Servicios de offloading para descargar las redes móviles a través de la red Wi-Fi.

O dicho de otro modo, GOWEX demuestra que se puede ganar dinero dando Wi-Fi gratis en las ciudades.

SIUSAS: Sistema Inalámbrico Ubicuo de Servicio de Acceso y Sensorización.

SIUSAS es un proyecto de investigación de GOWEX en colaboración con Landatel nacido en 2010 para dar un paso más en la creación de Smart Cities con la creación de equipos embarcables destinados, en principio para el transporte público, con gran capacidad de traspaso entre redes y tecnologías, handover, de manera transparente al usuario.

SIUSAS

Es decir, vencer la ineficiencia que implica tener multitud de redes disponibles (3G, LTE WiMAX, Wi-Fi etc) a lo largo de la ruta del vehículo y tener que desplegar nuevas redes superpuestas a las ya disponibles para dar un servicio a ese transporte público.

  • ¿Cuáles son los objetivos específicos en los que se ha trabajado dentro del proyecto SIUSAS?:
  • Conseguir convergencia entre todas las redes inalámbricas y sus infraestructuras físicas para que se puedan ver como una única red homogénea.
  • Conseguir convergencia entre operadores de modo que los datos de acceso a la red sea únicos.
  • Integrar las redes de sensores de la ciudad que son la base de las Smart Cities. Integrar el entorno vehicular permitiendo la movilidad dentro de la ciudad siempre conectados.

Con esto se conseguiría una experiencia fluida de acceso a internet, la implantación de una nueva gama de servicios basados en la información y por último disponer de equipos embarcados que asuman todas estas capacidades.